Cultura Adolescente

Cultura Adolescente

 - ¿Dónde están los adultos?
Estás aquí: La Perspectiva Mundial >> Cultura Adolescente

Cultura Adolescente - La Creación del Adolescente
"Hubo un tiempo, literalmente, cuando no había adolescentes". Lo que Diana West sugiere en The Death of the Grown-Up: (La Muerte del Adulto:) Cómo el Detenido Desarrollo de América Amenaza la Civilización Occidental1 indudablemente le sonará ridículo a miles de pastores de jóvenes, a terapeutas familiares, y a gurús de la publicidad, cuyos sustentos dependen de entretener, aconsejar, y de las ventas a adolescentes.

No obstante, West alega que la adolescencia no siempre existió. De hecho, es un fenómeno bastante reciente. La palabra "adolescente" no fue utilizada realmente sino hasta 1941. Virtualmente, en una de cada dos culturas en la historia del mundo, anteriores a la cultura occidental de finales del siglo XX, los niños se convertían en adultos. Ahora ya no es así. Ahora se convierten en adolescentes.

¿Qué produjo esta nueva etapa en el desarrollo humano? La revolución sexual y la agitación política de los años sesenta son, por supuesto, los sospechosos más obvios. Sin embargo, West sugiere otras cosas, algunas anteriores a los años sesenta: una generación de padres desconectados tratando de lidiar con lo que experimentaron durante la Segunda Guerra Mundial, fábricas que antes producían artículos de primera necesidad para la guerra empezaron a producir artículos no-necesarios para el consumo, nuevas compañías de mercadeo vendían estos bienes a personas que no se daban cuenta que los querían, el twist de Chubby Checker, las caderas de Elvis, el cabello de los Beatles, el automóvil—tal vez más de uno—en cada casa, el crecimiento de Hollywood, y el reconocimiento por parte de las compañías de mercadeo de la fortuna que se podía hacer de este nuevo segmento de la población.

Hoy, por supuesto, la adolescencia es considerada una etapa fija del desarrollo. Esperamos que los estudiantes pierdan el juicio entre las edades de 13 a 18 años. "Los niños son niños," decimos. Sólo que ya no nos estamos refiriendo a niños, estamos hablando de jóvenes de 15 años. En otras culturas, los "adolescentes" se estaban casando, trabajando la tierra, peleando guerras, escribiendo libros, y en un caso, dando a luz al Mesías.

Cultura Adolescente - La Adolescencia como Cúspide
Una de las complicaciones de la adolescencia es que esta etapa fija del desarrollo no es muy fija. Su agarre se ha expandido poderosamente más allá de los adolescentes, y en ambas direcciones. Por un lado tenemos a los "pre-adolescentes." Los agentes de mercadeo reconocieron rápidamente el potencial de mercado de los pre-adolescentes. Por el otro lado, aunque en un tiempo los dieciocho eran considerados el final de la adolescencia, ahora se les considera la mitad. La Academia Nacional de Ciencias ahora define la adolescencia como la etapa desde el comienzo de la pubertad (alrededor de los 11 ó 12 años) hasta la edad de 30 años.

Pero hay más. El alcance de la adolescencia es aún mayor que esto. La adolescencia se ha convertido, y esto debe tomarse en cuenta, en la meta de nuestra cultura. En algún momento dejamos de ser una cultura donde los niños aspiraban a ser adultos y nos convertimos en una cultura donde los adultos aspiran a ser niños.

Cultura Adolescente - Las Señales de la Cultura Adolescente
¿Cuáles son las señales de una cultura con una perspectiva adolescente dominante? No es sorprendente que son precisamente lo que esperamos de los adolescentes mismos.

  1. Exigir gratificación inmediata. Queremos lo que queremos ahora, y no vamos a esperar, ni a trabajar por ello. Una espiral en deudas de tarjetas de crédito, adicción a nuevas tecnologías, saltando de iglesia en iglesia, abandonando matrimonios—la lista sigue y sigue.

  2. La ausencia de pensamiento a largo plazo acerca de la vida y del mundo, aunada a una exigencia de gratificación inmediata, es una distracción de los asuntos que realmente importan. La nuestra es una cultura mayormente ignorante de teoría económica, distinciones políticas, o de reglas de la lógica, pero que está completamente al corriente de lo último que pasa en el programa televisivo "American Idol."

  3. Motivada por sentimientos en lugar de la verdad. Este es un indicador clave de una persona volátil, y un indicador aún más significativo de una cultura que fracasa. La verdad es asesinada por la ignorancia conjunta y sondeada.

  4. Queriendo cosas de adultos sin crecer. Irónicamente, a pesar de nuestra adicción a todas las cosas de adolescentes, todavía esperamos ser tratados como adultos. Decimos,"No me digan lo que tengo que hacer." Añadimos, "Cada opinión cuenta" y "Trátenme con respeto." Por supuesto, realmente los tontos no merecen respeto y sus opiniones son, en el mejor de los casos, una completa pérdida de tiempo y, en el peor, un peligro.

  5. Esperando que los saquen de aprietos antes que aceptar las consecuencias. El no pensar antes de actuar es un rasgo de la adolescencia, como lo es el poner excusas. ¿Mala decisión con la hipoteca? El gobierno debería ayudar. ¿Inmoralidad sexual? Control de natalidad, aborto, y vacunas del virus de papiloma humano. ¿Malas notas? Reduzcan los estándares. ¿Mala conducta? El Ritalin lo arreglará. Y una vez que aceptamos la adolescencia como normal, entonces somos forzados a excusar el mal comportamiento. Sugerimos, "Ya crecerán." Una rápida ojeada a nuestro alrededor revela que no lo están haciendo.

  6. Enfocándose en la apariencia en lugar de en la profundidad. Se ve en todo, desde la fascinación con las celebridades hasta en la manera en que son escogidos los presidentes y las iglesias. Las culturas que escogen estilo sobre sustancia se convierten rápidamente en culturas tontas. Neil Postman demostró esto en su trabajo clásico Amusing Ourselves to Death: Public Discourse in the Age of Show Business. Peor todavía, las culturas tontas son engañadas fácilmente y están destinadas a la tiranía. La historia demuestra esto.
Se podría agregar más sobre esto, pero el punto es que a veces lo que es normal, bien, no debería ser. La adolescencia es una invención reciente e insensata. Y, como el notable erudito Richard Weaver nos enseñó, las ideas tienen consecuencias. Las ideas buenas tienen buenas consecuencias; las ideas malas tienen malas consecuencias.

Cultura Adolescente - La Oportunidad
Pero, hay buenas noticias. Las culturas como la nuestra tienen un vacío de liderazgo. Por lo tanto, existe una oportunidad tremenda para influenciar, de parte de aquellos que producen los líderes, especialmente si producen a líderes que pueden pensar más allá de la superficialidad de la cultural actual.

¿Cómo podemos hacer esto? Sugiero que vayamos tras los estudiantes mismos, desde aquellos intolerantes de la adolescencia hasta aquellos que parecen más susceptibles a ella.

Primero, debemos desafiar a los estudiantes, en lugar de mimarlos. Esperamos muy poco de los adolescentes. Los estudiantes no necesitan más entretenimiento, ya sea de la televisión, del IPod, o de grupos juveniles. Necesitan y quieren ser desafiados. Vemos esto todos los años en nuestras conferencias Summit de liderazgo estudiantil. En Summit, los estudiantes soportan más de 70 horas de conferencias e instrucción sobre cosmovisiones, apologética, cultura, y carácter, y les encanta. Crecen cuando se dan cuenta de que su fe no tiene que ser tonta o superficial.

Segundo, los estudiantes necesitan una educación completa en cosmovisiones y apologética. Existen tres componentes de este tipo de educación. Primero, los estudiantes necesitan saber lo que creen. Demasiados ven el cristianismo simplemente como una fe privada, en lugar de una visión robusta de la realidad, que ofrece un mapa de comprobada función para la vida. El cristianismo no es un sistema narcisista de auto-ayuda, sino la verdad acerca de todas las realidades. Segundo, los estudiantes necesitan saber lo que otros creen. Cosmovisiones no-bíblicas luchan para conquistar sus corazones y mentes, así como para conquistar nuestra cultura. Una fe aislada es una fe inmadura y a menudo una fe temerosa. Tercero, los cristianos deben saber por qué creen lo que creen. Demasiados cristianos no pueden responder, y hasta tienen miedo de preguntas desafiantes acerca de Dios, de Jesús, de la Biblia, de la moral, o de la verdad. Cuando aprenden que su fe puede ser defendida, les emociona defenderla.

Tercero, los estudiantes necesitan saber que el cristianismo no se trata solamente de lo que nos oponemos, sino de lo que defendemos. Los Proverbios dicen que sin visión, la gente "se desenfrena". Una de las principales razones de que los estudiantes sean víctimas de la inmoralidad es que carecen de visión. Aunque puede que sepan lo que supuestamente no deben hacer, no comprenden el significado, propósito, e impacto que ofrece el seguir a Cristo. Los estudiantes cristianos a menudo tienen la impresión de que solamente somos salvados de algo, y no salvados para algo. Pasan por alto la parte "re" en las palabras de salvación que salpican las Escrituras: renueva, regenera, reconcilia, redime, etc. Pasan por alto que Cristo no sólo vino a salvarnos de la muerte, vino a salvarnos para la vida -- ¡y vida en abundancia!

Por último, en lugar de aislarlos, necesitamos confrontar a los estudiantes con las principales batallas culturales de nuestros días. Históricamente, los cristianos han procurado comprender y responder a las crisis culturales. Ellos comprendían que estas crisis eran los campos de batalla de cosmovisiones en competencia.

El Desafío
Desafortunadamente, muchos cristianos hoy son apáticos, inconscientes, o eluden asuntos como la investigación destructiva de embriones, la eutanasia, las tecnologías emergentes, las artes, las películas, la moda, la legislación, el tráfico de humanos, la política, y las relaciones internacionales. En el jardín, la noche antes de Su muerte, Cristo oró estas asombrosas palabras por sus seguidores: "Padre, no ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal" (Juan 17:15). Nuestra oración y preparación para nuestros estudiantes no debería ser diferente.

El enfoque de la Iglesia hacia los estudiantes nunca debe abrazar la adolescencia como algo normal. "Encontrarlos poniéndonos a su nivel" no es excusa para dejarlos donde están. Los estudiantes tienen la capacidad, y por esto el llamado, de pensar profunda y ampliamente acerca de su fe y su cultura, así como de defender el Evangelio confrontando el mal, la injusticia, y las mentiras. Apelando al diseño de Dios para la humanidad, en lugar de a esta invención cultural de la adolescencia, puede que encontremos que nuestros ministerios son más relevantes para los estudiantes que la cultura misma.

¡Aprenda Más!

Cortesía de John Stonestreet en Summit Ministries.

1 The Death of the Grown-Up:(La Muerte del Adulto:) Cómo el Detenido Desarrollo de América Amenaza la Civilización Occidental por Dianna West.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Temas Populares

Oración en las Escuelas
Pro-aborto
La Oración en las Escuelas Públicas
Estilos de Crianza de los Hijos
Leyes sobre Oración en las Escuelas
Educación en el Hogar Cristiano
Técnicas para la Crianza de los Hijos
Cultura Adolescente
El Aborto Electivo
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
¿En qué crees?
¿Cómo Puedo Crecer con Dios?
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Cultura Adolescente to My Google!
Add Cultura Adolescente to My Yahoo!
XML Feed: Cultura Adolescente


La Perspectiva Mundial Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutWorldview.org, Todos los Derechos Reservados.