Clicky

Ley Marxista

Ley Marxista

 
Estás aquí: La Perspectiva Mundial >> Ley Marxista

Ley Marxista – Introducción
Carlos Marx ve la noción de la Ley Marxista desde la perspectiva siguiente: "La ley, la moral, la religión, son para [el proletariado] tantos prejuicios burgueses, detrás de los cuales acechan en emboscada igual cantidad de intereses burgueses."1

Las suposiciones básicas de la teoría legal marxista—primero, que Dios no existe; y segundo, que los humanos son animales en evolución—niegan tanto la posibilidad de un código moral absoluto como la existencia de cualquier ley basada en alguna autoridad distinta a la autoridad humana. V.I, Lenin dice: "¿En qué sentido repudiamos nosotros la ética y la moralidad? . . . En el sentido en que fue predicada por la burguesía, quienes derivan la ética de los mandamientos de Dios. Nosotros, por supuesto, decimos que no creemos en Dios."2

L.S. Jawitsch, un teórico legal marxista de hoy, mantiene la negación de Lenin de cualquier cosa sobrenatural, diciendo: "No existen principios de ley eternos e inmutables."3 Por lo tanto, la ley marxista no puede estar basada en algo diferente a la racionalidad humana. En palabras de Lenin: "Repudiamos toda moralidad separada de la sociedad humana y de clases."4

Ley Marxista – El Origen de la Ley
Los marxistas explican que la ley y los derechos humanos surgen de las interacciones de los seres humanos dentro de estructuras sociales que contienen diferencias de clases económicas. Las divisiones de clase dentro de las sociedades crean conflicto y desorden y por lo tanto la ley (y el Estado) nacen para lidiar con este conflicto. Según Engels: "A fin de que estas. . . clases con intereses económicos en conflicto no se aniquilen a sí mismas y a la sociedad en una lucha inútil, se hace necesario un poder para estar aparentemente por encima de la sociedad, y tiene la función de reprimir los conflictos y mantener el "orden." Y este poder, fruto de la sociedad, pero asumiendo supremacía sobre ella y divorciándose cada vez más de ella, es el Estado".5

El Estado, que surge para mantener el orden dentro de la sociedad, perpetúa el conflicto como una clase dominante que esgrime el poder sobre las clases con menos poder. Lenin explica: "El Estado es un órgano de dominación de clases, un órgano de opresión de una clase por otra. Su objetivo es la creación del "orden" el cual legaliza y perpetúa esta opresión moderando los choques entre las clases."6 Por esto, leyes son impuestas por el Estado para sofocar estos disturbios.

Ley Marxista – El Origen de la Ley
En la visión marxista de la ley, la burguesía y el proletariado son las dos clases involucradas en la lucha por el poder. Las sociedades que le permiten a la burguesía tomar las decisiones morales y formular las leyes son sociedades injustas.

En el Manifiesto Comunista, Marx denuncia a la ley burguesa como solamente un reflejo de los deseos de esa clase. Hablándole al burgués, dice: "Su jurisprudencia es solamente la voluntad de su clase hecha ley para todos. Una voluntad, cuyo carácter esencial y dirección son determinados por las condiciones económicas de existencia de su clase."7

La ley burguesa es opresiva porque está basada en el concepto de la propiedad privada, y por esto son creadas leyes que promueven derechos desiguales. El capitalismo no puede crear derechos iguales para todos, debido a que la naturaleza misma del sistema económico crea ricos y pobres. Cornforth afirma: "No puede haber igualdad entre explotadores y explotados."8

Una sociedad capitalista que crea derechos desiguales basados en propiedades y clases conduce a aquellos con menos derechos a protestar en la forma de anarquía. Engels explica: "El desprecio por el orden social existente es más evidente en su forma extrema -- la de ofensas en contra de la ley."9 Por lo tanto, la sociedad es más responsable que el individuo por la anarquía. Ciertamente, los criminales no tienen por qué sentir remordimiento por sus acciones, porque la sociedad burguesa injusta no les deja ninguna alternativa sino la de arremeter contra ella.

La solución marxista a la sociedad injusta y a la anarquía es derrocar a la burguesía, permitiendo así que el proletariado haga las leyes. El sistema legal que promueve los intereses de la clase obrera es llamado ley del proletariado. Jawitsch cree: "El éxito completo en la lucha de las masas por sus derechos democráticos y libertades, sólo puede lograrse venciendo el monopolio del dominio económico y político del capital, y estableciendo una autoridad estatal que exprese los intereses de los trabajadores."10

Según la teoría legal marxista, la clase obrera puede quebrantar la ley capitalista si tal acción es en la búsqueda de igualdad. Según Lenin: "La dictadura revolucionaria del proletariado es alcanzada y mantenida por el uso de la violencia del proletariado en contra de la burguesía, regla que no es restringida por ninguna ley."11

Ley Marxista – Ley y Economía Socialista
Una vez que la revolución del proletariado ha tenido éxito, la nueva ley marxista (ley socialista) reflejará los deseos de los trabajadores, en lugar de aquellos de la burguesía. La ley basada en la voluntad del proletariado creará una sociedad que es menos explotadora que aquella basada en la ley burguesa capitalista. Según Jawitsch: "Una tendencia anti-explotadora es lo que caracteriza los rasgos especiales de todos los principios de la ley de la sociedad socialista en forma más concentrada."12

La voluntad del proletariado se convierte en la base de todos los derechos, leyes, y juicios, negando así la ley natural, Dios, o cualquier código moral absoluto. Howard Selsem explica: "El marxismo, el cual tan a menudo ha sido acusado de tratar de eliminar consideraciones morales de la vida humana y de la historia, enfatiza más bien los problemas morales involucrados en cada situación. Lo hace, sin embargo, sin erguirse en una plataforma falsa de derecho absoluto, sino identificándose con las necesidades reales e intereses de los trabajadores y granjeros."13

Los marxistas ven la ley basada en la voluntad del proletariado como flexible, en lugar de contradictoria, una flexibilidad que niega la necesidad de un completo sistema legal. Pashukanis escribe: "Requerimos que nuestra legislación posea elasticidad máxima. No podemos encadenarnos a ningún tipo de sistema".14

Ley Marxista – La Ley se Desvanece
Debido a que los marxistas creen que la ley surge de los conflictos de las clases causados por la propiedad, la necesidad de la ley misma se desvanecerá una vez que una sociedad comunista esté establecida. Ya que entonces sólo existirá una clase (el proletariado), la necesidad de promover orden entre las clases ya no existirá—en efecto, la ley se volverá innecesaria.

Los marxistas creen que cuando las clases son abolidas, todas las personas crearán y vivirán en un ambiente que promueve la armonía. La actividad criminal será casi inexistente, ya que los catalizadores de la actividad antisocial—injusticia y desigualdad—ya no existirán. Plamenatz dice que en una sociedad comunista, el crimen será "virtualmente desconocido" porque "los motivos serán menos urgentes y menos frecuentes, y será más fácil hacer entrar en razón al ofensor con la necesidad de recobrar la buena opinión de sus prójimos."15 Desafortunadamente, más de 5.000 años de historia registrada refutan la probabilidad de que tan utópico plan funcione.

Ley Marxista – Conclusión
Tanto la teoría legal marxista, como la ley humanista secular, están basadas en una negación de la existencia de Dios y en una creencia de que nosotros y nuestros sistemas sociales están evolucionando. Estas suposiciones requieren que los marxistas y los humanistas seculares dependan del positivismo legal como base para la ley. La versión marxista del positivismo legal agrega la característica única de la conciencia de clases al papel del Estado como la voluntad de la clase proletaria gobernante. Adicionalmente, la clase obrera debe gobernar bajo la guía del partido político marxista-leninista, otorgándole al partido la autoridad final en la moral y la ley.

Cuando aquellos que se adhieren a una ideología específica arbitrariamente determinan un sistema de ley, se crearán leyes que estarán predispuestas contra aquellos de visiones opuestas. En tal sociedad, la libertad desaparece, ya que cada ciudadano es rehén de las leyes arbitrarias del Estado.

¡Aprenda Más!

Notas:
Presentado con autorización del libro: Understanding the Times: The Collision of Today’s Competing Worldviews (Rev. 2nd ed), David Noebel, Summit Press, 2006. Cortesía de John Stonestreet, David Noebel, y del Christian Worldview Ministry en Summit Ministries. Todos los derechos reservados en el original.

1 Carlos Marx y Frederick Engels, Obras Escogidas, 40 vols. (Nueva York, NY: International Publishers, 1976), 6:494–5.
2 V.I. Lenin, On Socialist Ideology and Culture (Moscú, U.R:S:S.: Foreign Languages Publishing House, 1981), 51–2. Citado en el libro de James D. Bales, Communism and the Reality of Moral Law (Nutley, NJ: The Craig Press, 1969), 2.
3 L.S. Jawitsch, The General Theory of Law (Moscú, U.R.S.S.: Progress Publishers, 1981), 160.
4 Lenin, On Socialist Ideology and Culture, 51–2.
5 Frederick Engels, The Origin of the Family, Private Property and the State (Chicago, IL: Kerr, 1902), 206.
6 V.I. Lenin, The State and Revolution (Nueva York, NY: International Publishers, 1932), 9.
7 Marx y Engels, Obras Escogidas, 6:501.
8 Maurice Cornforth, The Open Philosophy and the Open Society (New York, NY: International Publishers, 1976), 290.
9 Frederick Engels, The Condition of the Working Class in England (Moscú, U.R.S.S.: Progress Publishers, 1973), 168. Citado en el libro de R.W. Makepeace, Marxist Ideology and Soviet Criminal Law (Totowa, NJ: Barnes and Noble, 1980), 30.
10 Jawitsch, The General Theory of Law, 46.
11 V.I. Lenin, Obras Escogidas, 45 vols. (Moscú, U.R.S.S.: Progress Publishers, 1981), 28:236.
12 Jawitsch, The General Theory of Law, 160.
13 Howard Selsam, Socialism and Ethics (New York, NY: International Publishers, 1943), 13.
14 E.B. Pashukanis, en un discurso en 1930 con respecto al Estado soviético y la Revolución de la Ley (Moscú).
15 John Plamenatz, Man and Society, 2 vols. (London, UK: Longmans, 1963), 2:374. Citado en el libro de R.W. Makepeace, Marxist Ideology and Soviet Criminal Law, 35.



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:




English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


¿En qué crees?

Economía Marxista
Ley Marxista
Teología Marxista
Filosofía Marxista
Sociología Marxista
Marxismo y Ciencia
Psicología Marxista
Ética Marxista
Historia Marxista
Contenido Adicional para Explorar...

¿Existe Dios Científicamente?
¿Existe Dios Filosóficamente?
¿Es verdadera la Biblia?
¿Quién es Dios?
¿Quién es Jesús?
Crecer con Dios
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Ley Marxista to My Google!
Add Ley Marxista to My Yahoo!
XML Feed: Ley Marxista


La Perspectiva Mundial Inicio | Acerca de Nosotros | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2016 AllAboutWorldview.org, Todos los Derechos Reservados.